Hace unos 6 años, luego de intensas investigaciones, el equipo de expertos de Bloody desarrolló un interruptor para sus teclados completamente nuevo.

Orientado específicamente hacia los juegos, este interruptor se denominó "Light strike" (switch óptico) que utiliza la activación del rayo de luz desde el interior de la placa PCB para registrar las pulsaciones de teclas.

A diferencia de los interruptores mecánicos que tienen múltiples partes móviles y necesitan contacto de metal con metal para registrar la activación de las teclas, Bloody había aprovechado la verdadera velocidad de la luz para que los jugadores obtengan una respuesta inmediata de 0,2ms.

Más información